Muelas del juicio generan dolor intenso

Muelas del juicio generan dolor intenso

Dolor de muela
Por: J. Manuel Reyes Última actualización: 09-03-2012

Bloque que muestra la firma del editor.

J. Manuel Reyes | Editor

La muela del juicio es el último diente que sale sobre el arco alveolar. Aparece entre los 15 y 25 años en general y como su nombre lo indica, al nivel simbólico se considera el diente de la madurez, la edad adulta, la toma de conciencia de las responsabilidades profesionales, familiares y sociales.

 

Se trata de una serie de dientes llamados terceros molares o dientes cordales, son cuatro molares que tienen raíces ancestrales, debido a que las personas necesitaban reforzar su dentadura a causa de las comidas crudas que consumían, siendo de suma utilidad estas muelas en un tiempo pasado.

 

Sin embargo, hoy ya no son necesarias y es seguro que las futuras generaciones ya no tengan que padecer el dolor que generan las muelas de juicio y su extracción. En pocas palabras, no tienen ninguna función trascendente.

 

Se pueden dar 3 casos en relación a las muelas del juicio:

 

1. Que no aparezcan, fruto que queden dentro del hueso maxilar y nunca lleguen a salir a la superficie.

2. Que salgan normalmente y que la persona tenga espacio suficiente y no sea necesaria su cirugía.

3. Que queden atrapadas en el hueso maxilar o que únicamente salgan de modo parcial, siendo necesaria su extracción para evitar problemas.

 

El dolor de las muelas de juicio

 

En el caso que las muelas de juicio quedan atrapadas, puede ser por no poseer espacio suficiente o porque sufren una retención horizontal, vertical o angular, por lo que comenzarán a empujar, generando dolores y sangrados.

 

Los dolores que se generan por la salida de estos dientes son normales, debido a que están generando movimientos en los huesos maxilares y empujando a los demás dientes y sus raíces.

 

Los dolores más frecuentes se generan por:

 

1. El dañado parcial de los segundos molares.

2. Provocar la desmineralización y el desgaste de otros dientes.

3. Inflamaciones en las encías.

4. Dolores de cabeza.

5. Formación de placa y bacterias.

 

La pericornitis es una infección común que se produce por el nacimiento de las muelas del juicio, así como una de las causas por las cuales el dentista decide la extracción, para evitar inconvenientes mayores.

 

 

La extracción de las muelas de juicio

 

La operación de las muelas del juicio es un método sumamente común y es una cirugía de rutina para los odontólogos que se dedican a ello.

 

Lo más normal es que se realice con la aplicación de una anestesia local, pudiendo sacarse una o todas las muelas de una vez (lo cual no es nada recomendable), o sacar solamente las de un lado.

 

Hay que tener en cuenta que el post-operatorio es bastante molesto y no permite masticar durante varios días del lado que sufrió la extracción, por lo que se recomienda operarse una sola zona para poder masticar del otro lado.

 

Síguenos en @Salud180 y Salud180 en Facebook

 

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros 

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión