Mal cepillado dental produce daños irreversibles

Mal cepillado dental produce daños irreversibles

Es necesaria una correcta higiene bucal para mantenernos libres de enfermedades periodontales y mal aliento, así como para tener en buen estado las encías y las piezas dentales. Empero,...
Buen_Cepillado.jpg

Bloque que muestra la firma del editor.

Samuel Arroyo | Editor

Somos el sitio líder de estilo de vida en México y América Latina. Sumamos a los mejores expertos, para mejorar tu calidad de vida.

Es necesaria una correcta higiene bucal para mantenernos libres de enfermedades periodontales y mal aliento, así como para tener en buen estado las encías y las piezas dentales. Empero, si no tenemos una técnica correcta de cepillado, podemos, incluso, acarrearnos consecuencias muy desagradables.

 

El esmalte se puede desgastar y se debilitan los dientes, lo que a la larga puede provocar caries y en casos más extremos, pérdidas de las piezas debido a la ruptura de la corteza de éstas. Sin mencionar que, si no nos cepillamos bien, las encías pueden resultar lastimadas y generar sangrados profusos.

 

También se pueden desencadenar, en casos mucho más extremos, riesgos de enfermedades sistémicas, tales como cardiovasculares, respiratorias y reumáticas; por el ingreso de bacterias al torrente sanguíneo a través de las encías, lo que puede provocar una infección llamada Bacteriemia. Por más alarmante que parezca, es algo posible, pero que puede ser evitado con una buena técnica de cepillado.

 

 

Una buena recomendación es que coloques tu cepillo en un ángulo de 45° con respecto a los dientes, una vez hecho esto, muévelo simulando vibraciones, alternadas con barridos (es decir el cepillado común). Este debe comenzar por el lado superior derecho, seguido por el superior izquierdo, inferior izquierdo y, por último, inferior derecho; ten particular atención en no dejar ningún espacio sin cepillar.

 

Los odontólogos recomiendan usar un cepillo con mango angulado, cabeza en forma de diamante y de un tamaño medio, con cerdas suaves o de dureza media. Además se debe usar enjuague e hilo dental.

 

En tus manos está que tus piezas dentales te duren muchos años. Pide consejos a tu odontólogo, que él te recomiende las mejores técnicas que se adapten a tus necesidades, así como el tipo de cepillo que mejor te vaya. Así, podrás sonreír sin pena.

 

Si te gusta este tema, recibe las últimas noticias en tu correo electrónico de: caries
Video recomendado

imxsify block

Lo que pasa en la red
¿Qué piensas?, Comparte tu opinión