Lipo sowing vs envejecimiento

Lipo sowing vs envejecimiento

Implante tejido adiposo
Por: J. Manuel Reyes Última actualización: 23-03-2012

Bloque que muestra la firma del editor.

J. Manuel Reyes | Editor

Se puede considerar a la grasa como un material prácticamente inerte y de desecho, por ejemplo cuando practicamos liposucciones con la intención de corregir o remodelar un contorno corporal, a comprender que se trata de un tejido vivo, formado por unas células que nacen, se desarrollan, viven y mueren, y tienen funciones específicas.

 

La grasa corporal esconde un tremendo potencial en cirugía cosmética y reparadora por su contenido en células madre (preadipocitos), estrógenos y por su capacidad de secretar proteínas (adipocitoquinas o adipocinas) con funciones esenciales.

 

Por ello se está valorando actualmente como material de relleno en la cirugía conservadora de mama y el remodelado de cara y cuerpo, y de estimulación en el rejuvenecimiento de la piel.

 

Hoy, por ejemplo, sabemos que el tejido adiposo contiene una enorme cantidad de células madre adultas, células multipotentes capaces de diferenciarse en líneas celulares mesodérmicas: adipógenas, condrógenas, osteógenas, miógenas, angiógenas, etc.

 

En Salud180 te presentamos un video donde el Dr. Luis Salazar, del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica, nos explica el cultivo de tejido adiposo:

 

 

Propiamente en Medicina Cosmética y Estética, el injerto de grasa (se suele hablar de lipotransferencia) es un procedimiento quirúrgico menor mediante el cual se trasplanta grasa seleccionada del propio paciente, en determinadas zonas de su cara y/o su cuerpo, con la finalidad de proporcionar volumen y forma a zonas para remodelarlas.

 

El conjunto de estos conocimientos y la disponibilidad del equipamiento preciso para la extracción, manipulación y reimplantación adecuadas del tejido adiposo, ha permitido el desarrollo de procedimientos terapéuticos con una amplísima variedad de indicaciones, y no sólo en medicina y cirugía cosmética.

 

Ejemplo de ello es el lipo-sowing, tratamiento contra el envejecimiento cutáneo que supone la regeneración celular y la revascularización de los tejidos tratados, así como un aporte extra de estrógenos autólogos.

 

Esta técnica puede ser complemento indispensable de otros procedimientos como la toxina botulínica, los bioimplantes, los peelings, la radiofrecuencia o el láser.

 

 

Síguenos en @Salud180 y Salud180 en Facebook

 

¿Quieres bajar de peso? Regístrate con nosotros y disfruta de la nueva herramienta de Salud180.

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión