Guía para controlar el síndrome metabólico

Guía para controlar el síndrome metabólico

Cuando haces ejercicio crece la sensibilidad de las células a la insulina y también el consumo de glucosa por las células.
Por: Lau Martínez Última actualización: 15-10-2010

Bloque que muestra la firma del editor.

Lau Martínez | Colaboradora

Estudió periodismo y comunicación en la UNAM. Desde hace 6 años vive en Madrid y colabora como corresponsal en Salud180.com. Siguel@ en:

Una dieta con demasiadas calorías y grasas saturadas, así como una vida sedentaria pueden estimular la aparición del síndrome metabólico.

Sin embargo, puedes disminuir el riesgo de padecerlo, al mejorar tus hábitos alimenticios, hacer ejercicio y bajar de peso. Si fumas, lo mejor es que lo dejes.

Expertos en el tema como los médicos Cecilia Castillo, pediatra y nutrióloga de Colombia y Alberto del Álamo Alonso, especialista en medicina familiar y comunitaria de España, te ofrecen una guía imprescindible para controlar el síndrome metabólico:

1. Baja de peso: La reducción de al menos 10% del peso corporal disminuye la hiperinsulinemia (exceso de insulina en sangre) y la resistencia a la insulina. Reduce el tamaño de las porciones de alimentos, consume más ensaladas y frutas.

2. Aumenta la actividad física: Cuando haces ejercicio aumenta la sensibilidad de las células a la insulina y también crece el consumo de glucosa por las células del músculo, es decir, se utiliza más glucosa como fuente de energía para el movimiento. Por lo tanto al existir menos glucosa circulante, el páncreas disminuye la secreción de insulina.

 

Dile sí al ejercicio

 

La actividad física aumenta el gasto de calorías, contribuyendo de este modo a la baja de peso. Un buen consejo es caminar diariamente de 30 a 45 minutos.

3. Medicamentos que pueden ayudar: Existen distintos fármacos que contribuyen a mejorar la sensibilidad a la insulina; aumentar la secreción de insulina por el páncreas o disminuir la formación de glucosa en el hígado.

También existen diversos medicamentos para manejar el colesterol elevado y el aumento de triglicéridos, así como de otras complicaciones. Consulte a tu médico.

4. Diga NO al consumo de alcohol: Los médicos recomiendan suspender el consumo de alcohol, debido a que favorece la constricción de las arterias, estimula el sistema nervioso y aumenta algunas hormonas que favorecen la resistencia a la insulina.  Bebe agua antes y después de las comidas.

5. Deja de fumar: El consumo de tabaco aumenta significativamente el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de otros padecimientos como el cáncer pulmonar o bronquitis obstructiva.

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión