Estrés podría causar muerte súbita

Estrés podría causar muerte súbita

Por: J. Manuel Reyes Última actualización: 09-04-2013

Bloque que muestra la firma del editor.

J. Manuel Reyes | Editor

El estrés es la tensión física y emocional que se produce como respuesta a una presión externa o interna. Prácticamente es imposible vivir sin pequeñas dosis porque resultan estimulantes y motivan al logro, pero las consecuencias del estrés pueden ser fatales.

 

Sin embargo, cuando es excesivo o no se controla adecuadamente, las consecuencias del estrés pueden ser algunas de las principales causas de muerte: enfermedad cardiaca, cáncer, enfermedades del aparato respiratorio, accidentes, cirrosis hepática y suicidio.

 

De acuerdo con los especialistas, las consecuencias del estrés pueden ser visibles  en un electrocardiograma: elevaciones del segmento ST, inversiones de la onda T en las derivaciones precordiales o ambas.

 

Las complicaciones clínicas mostradas han sido arritmias ventriculares (9%), bradicardia severa (10%), algún grado insuficiencia cardiaca (22%), estenosis subaórtica dinámica, shock cardiogénico (15%) e incluso se ha descrito un caso de accidente cerebrovascular de origen embólico.

 

Según un estudio publicado en la revista médica británica The Lancet, muestra que el estrés laboral aumenta en 23% el riesgo de sufrir un infarto de miocardio, por lo que es el factor responsable de una proporción relevante de enfermedades coronarias entre la población trabajadora activa.

 

Algunas otras consecuencias del estrés están implicadas con trastornos mentales como la esquizofrenia, ansiedad o depresión. Según información del Gobierno del Distrito Federal, tan sólo en 2009 se registraron más de 300 suicidios de gente joven relacionados con el estrés y su afectación a la salud mental.

 

Diversos estudios internacionales han determinado que el estrés es un factor de riesgo, junto con la obesidad, para desarrollar diversas enfermedades crónico degenerativas, tales como la hipertensión arterial y diabetes.

 

El estrés  no es privativo de jóvenes o adultos, ni mucho menos de un género, por lo que actualmente afecta a un importante porcentaje de la población mundial, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

 

Por ello, se hace un importante llamado a tener un estilo de vida saludable que implique un adecuado descanso y relajación, importantes vías para prevenir estas consecuencias del estrés.

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión