Cómo curar las picaduras de araña

Cómo curar las picaduras de araña

La mayoría de las arañas no son venenosas
Por: Traducción: Norma Inés Rivera Última actualización: 20-07-2010

Bloque que muestra la firma del editor.

Deya Cano | Editora

Editora en jefe de Salud180. Egresada de la Septién. Le encanta correr, practicar yoga y ama los perros. Adicta al café y al chocolate.

La mayoría de las arañas representan poco o ningún daño a los seres humanos. En Estados Unidos, sólo hay dos especies nocivas de arañas: la viuda negra y la araña reclusa parda (comúnmente llamadas arañas violinistas). Ambas prefieren climas cálidos y lugares oscuros y secos. En la naturaleza, normalmente viven entre las rocas, pero también pueden ser encontrados en el hogar.

 

La mayoría de las picaduras de arañas se producen durante los meses de verano, cuando la gente va a los lugares donde estas viven y cuando las arañas son más activas. Las picaduras de arañas son dolorosas y pueden causar molestias, pero rara vez plantean problemas graves.

 

Los síntomas por las picaduras son:

 

• Hinchazón de párpados, lagrimeo de los ojos, salivación

• Náuseas o vómitos, ansiedad, agitación, sudoración, fiebre, escalofríos

• Parálisis, temblores, debilidad, especialmente en las piernas

• Rigidez muscular en los hombros, el estómago, la espalda y el pecho

• Dolor, hinchazón, enrojecimiento y ardor en el sitio de la picadura

• Dolores en el cuerpo, dolores de cabeza

 

Por lo general, se pueden desarrollar a varias horas o días de la picadura.

 

Primeros auxilios

 

Lave la zona de la picadura con agua y jabón. Aplique hielo o compresas frías. Aplique loción o crema antibiótica para proteger contra la infección. Para aliviar el dolor, acetaminofen. Eleve el sitio si la picadura es en una pierna o un brazo. Si se requiere tratamiento adicional, busque atención médica de emergencia.

 

Las arañas son criaturas pacíficas, pero cuando son perturbadas o amenazadas, harán todo lo posible para protegerse. Manténgase a salvo, use ropa adecuada para realizar actividades al aire libre o cuando está limpiando su casa y patio. Tenga cuidado con las zonas oscuras y húmedas, como áticos, sótanos, fregadero y armarios.

¿Qué piensas?, Comparte tu opinión