4 consejos para una estimulación temprana

4 consejos para una estimulación temprana

Bloque que muestra la firma del editor.

Su futuro depende de ti. En tus brazos, caricias y palabras, tu hijo encuentra los primeros elementos que lo ayudarán a descubrir el mundo y a formar su futuro; sin embargo, ¿sabías que estos son parte de lo que se denomina estimulación temprana?

 

La estimulación temprana es un conjunto de medios, técnicas y actividades que están orientadas a ayudar en el desarrollo cognitivo, físico y psicológico del infante. Esto con el objetivo que logre un crecimiento pleno en su vida.

 

Ayúdalo a descubrir su mundo

 

De acuerdo con el Jefe de Investigación de la Unidad de Neuro -Desarrollo del Hospital Infantil “Federico Gómez”, Antonio Rizzoli, la estimulación temprana debe iniciar desde que el niño se encuentra en el vientre materno. Además, los padres en esta etapa tienen un papel esencial, ya que ellos son los que están en contacto con el niño todo el tiempo, son los encargados de mostrar las conductas y de ponerles límite.

 

Por esta razón Rizzoli te proporciona cuatro consejos para empezar una buena estimulación temprana:

 

1. Lactancia materna. Mientras lo haces míralo a los ojos, al mismo tiempo que lo acaricias, hablas y cantas.

2. Pronuncia las cosas por sus nombres y de manera correcta. Si el niño señala, dile el nombre de lo que pide y sus características.

3.  Hablar claro. El que ellos no tengan aun desarrollado el lenguaje, tu ejemplo es la base de este. No lo olvides.

4. Todo lugar y todo momento son oportunidades para la estimulación y aprendizaje.

 

Antes de iniciar la estimulación temprana debes tomar en cuenta que si tu hijo es prematuro, no debes comparar su edad con un recién nacido que haya cumplió su periodo de gestación.  Esto se debe a su edad difiere debido a las circunstancias del nacimiento.

 

Consecuencias

 

La falta de estímulos temprano, como hablarle, acariciarle y expresar emociones con el niño en los primeros meses puede llegar a repercutir en que sea un adulto que le cueste mantener relaciones sentimentales estables y duraderas.

 

Si al niño no se le habla y sólo se le deja señalar las cosas, se le sobre protege lo que va hacer que tenga un retraso en el lenguaje que después le cueste trabajo socializar con otros niños y posteriormente en su educación.

 

Recuerda, la salud de tu hijo está en tus manos. ¡Cuídalo!

Videos Recomendados

¿Quieres conocer más sobre los temas que a ti te interesan de Salud180?
Únete al servicio de Alertas y recibe las noticias más relevantes en tu correo electrónico.
Comentarios

imxsify block

Lo que pasa en la red